Una correcta Hidratación

ciclista-botijo

 La Hidrtación es totalmente necesaria y aumenta su importancia en condiciones de calor, altitud y humedad. El porcentaje de agua en el organismo es muy alto (60%), pero es precisamente en los órganos que almacenan mayor  nivel de agua (músculo, cerebro, hígado) en los que primero se acusa la escasez de la misma, dando comienzo a calambres, cansancio o fatiga extrema, vómitos, perdida de la consciencia e incluso la muerte.

Recordar que por cada 2% menos de hidratación en nuestro cuerpo, se pierde aproximadamente un 20% de energía. Para evitar esta situación deberemos seguir una perfecta hidratación antes, durante y después del entrenamiento o la prueba.

Nuestras grasas son el principal depósito de energía y para quemar estas grasa deberemos aportar una hidratación correcta, lo ideal es intercalar bebidas isotónicas y agua, así evitaremos una perdida excesiva de sales. Hoy en día existe una amplia oferta de estas bebidas con distintos sabores y características, estos compuestos están estudiados de manera que nos rehidraten, nos repongan de sales y minerales perdidos y además ser de fácil asimilación.

Triathlete Drinking from Water Bottle

Para afrontar una prueba de las llamadas “duras” deberemos comenzar por lo menos desde el día anteriora la prueba en el que beberemos aproximadamente 1 litro y medio de agua entre comidas. Conjuntamente con los hidratos de las comidas, el agua quedará almacenada, ya que por cada gramo de glucógeno almacenado en el músculo, retenemos entre 2,5 y 4 gramos de agua. Las bebidas recomendadas por su  aporte de minerales son: el zumo de naranja ya que aporta potasio y el zumo de tomate es una buena fuente de sodio y magnesio.

Unos 60 minutos antes de comenzar es recomendable tomar algún líquido preparado o bebida isotónica. Una vez en la prueba nos obligaremos a beber en periodos reducidos, y a sorbos cortos. Los primeros 45 minutos de la salida beberemos solo agua, y a partir de entonces, alternaremos tomas de agua y de sales minerales. Lo ideal sería cada 5 minutos un sorbo, pero también puede ser cada 10 min. 2 sorbos. Recordar beber sin sed, hay veces que no viene bien soltar la mano del manillar para beber o comer, y sobre todo recordar que cuando se tiene sed el cuerpo ya ha comenzado la deshidratación.

Tras finalizar la ruta, beberemos líquidos, preparados deportivos o  zumo natural en la medida de lo posible, se aconseja beber medio litro por cada kilo de peso perdido, y cuando vayamos a orinar deberemos fijarnos si la orina es transparente y abundante, este dato nos indicará que la  hidratación ha sido buena, si no fuera así no habremos estado al 100%. Intentar evitar el Alcohol.

Hidratación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *